domingo, 17 de marzo de 2013

Atrapada en la telaraña




Atrapada con deseo,
en la telaraña de cristal,
eres dueña de el alma
y el corazón de tinta
del Señor de los locos.

Ahora siente mis besos nuevos
corriendo por tus venas
sin cesar, como mariposas
desnudas y lascivas,
para que en tu vientre
nazca toda la eternidad.

Eres sustento de la red,
luz que guía en el abismo,
madre, amante y cómplice
en el hogar de los deseos.

Atrapada en la seda de tus derroches
llegó el momento esperado
para navegar en el mar
de los secretos sinceros
que nos hacen renacer
siendo mucho más que dos
y viviendo dentro el uno del otro.

2 comentarios:

  1. Gracias por creer en mí, gracias por estar, gracias por ser...Gracias por este gran regalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por desear pisar donde piso, respirar lo que respiro y ser luz, caricia y llama... El regalo eres tú.

      Eliminar